Connect with us

Hi, what are you looking for?

Columnistas

Miguel Ángel Rivera – CLASE POLÍTICA: ¿Para qué los refuerzos, si no pueden actuar?

– El gobierno federal anunció hacer enviado alrededor de 230 elementos del Cuerpo de Fuerzas Especiales a la ciudad de Culiacán para reforzar la seguridad en la capital y el resto del estado de Sinaloa.
De acuerdo con la Secretaría de Seguridad Pública de Sinaloa (SSP), los elementos de la SEDENA llegaron a Culiacán para reforzar los trabajos preventivos de las autoridades en los tres órdenes de gobierno y con el fin de garantizar la seguridad de la ciudadanía luego de los hechos registrados el jueves pasado donde hubo una movilización por parte de la delincuencia organizada tras la captura de Ovidio Guzmán, hijo de Joaquín “El Chapo” Guzmán.
Detalló que fueron dos aviones de la Fuerza Aérea Mexicana los que transportaron a los elementos del ejército.

         Todo parece bien, una adecuada respuesta a los altos índices de violencia que se registran en la ciudad, plaza fuerte de los más poderosos cárteles del narcotráfico.

         Sin embargo a la vista de los recientes acontecimientos, en particular la balacera y los bloqueos organizados por las bandas de delincuentes en respuesta a la aprehensión – solicitada (¿exigida?) por el gobierno de los Estados Unidos – de uno de los hijos del capo Joaquín Guzmán Loera, alias El Chapo, la pregunta obligada es: ¿para qué?

         Como mencionamos anteriormente, el propósito de enviar esos refuerzos consiste en reforzar los trabajos preventivos de las autoridades en los tres órdenes de gobierno y garantizar la seguridad de la ciudadanía.

Advertisement. Scroll to continue reading.

         La realidad es que no lo lograron. Fueron los delincuentes los que se impusieron y se detuvieron luego de negociar o cuando ellos mismos o sus jefes lo decidieron. Las “fuerzas de seguridad” se retiraron, sometidas y con bajas, atenidas a la “buena voluntad” de los delincuentes, que además tenían retenidos a varios soldados ¿o policías?

         Otra vez se impone la realidad. Ya se vio ni que la presencia de las fuerzas armadas ¿o de la Guardia Nacional?, – porque no se sabe bien a bien a qué corporación pertenecen los elementos que participaron en la fallida operación del jueves anterior que dejó un número de muertos y heridos que tampoco ha sido posible determinar – logró contener la violenta respuesta de las tropas de la delincuencia organizada, las cuales evidenciaron mejor equipamiento y mayor capacidad de movilización, pues de paso liberaron a muchos de sus elementos previamente recluidos en la prisión local. Tampoco se conoce con exactitud el número de evadidos.

         Tal vez el presidente Andrés Manuel López Obrador tomó esta realidad en cuenta para su evaluación de las circunstancias y por ello reafirmó su decisión de que las “fuerzas del orden” no se involucren en encuentros violentos donde puedan resultar afectados ellos mismos o sus adversarios.

         Durante su gira de fin de semana por Oaxaca, que no suspendió aunque ya tenía informes de lo sucedido en el noroeste, al entregar recursos del Programa la Escuela es Nuestra, dijo “acabamos de tomar una decisión muy difícil pero muy humana. En el conflicto de Culiacán, Sinaloa, decidimos primero la vida de los seres humanos”.

         Ante miles de asistentes en la Plaza de la Danza y por tercer día consecutivo, el primer mandatario defendió la estrategia en Culiacán porque se decidió por la vida de los seres humanos, el “amor al prójimo y no por la violencia y el odio”.

Advertisement. Scroll to continue reading.

         “No nos importa que los conservadores y autoritarios quieran que se gobierne de otra manera. Ya lo hicieron y no dio resultado, al contrario convirtieron a Mexico en un cementerio. Esa estrategia de querer apagar el fuego con el fuego y la violencia con la violencia, nunca más», sentenció.

         En otro discurso, también en Oaxaca, el primer mandatario reiteró que nunca más se va a reprimir al pueblo de México ni a los movimientos sociales y magisteriales, como se comprometió la víspera ante pobladores de Nochixtlán.

         Vuelve, entonces, la pregunta: ¿para qué enviar refuerzos a la ciudad de los tres ríos, si no se van a involucrar en enfrentamientos ni van a actuar contra los violentos? Su presencia, ya se demostró, no es suficiente para dar seguridad a los civiles que, en cualquier momento, pueden ser arrollados por las bandas.

         Durante el fin de semana, el presidente López Obrador recibió una llamada de su contraparte de los Estados Unidos, Donald Trump, quien al decir del gobierno mexicano, le expresó solidaridad por los hechos violentos que se registraron en Culiacán.

         En apariencia, fue en efecto un gesto solidario, pero el carácter del mandatario de la Unión Americana permite sospechar que fue una forma de presumir su superioridad, pues es bien sabido, desde hace muchos años, que delincuentes y autoridades de México adquieren sus arsenales en el vecino país, unos legalmente y otros por contrabando.

Advertisement. Scroll to continue reading.

         Por eso la ofrecida colaboración para contener el tráfico ilegal de armas parece ser, nuevamente, un mero acto de propaganda.

         El PRI en contra del autoritarismo.

         En homenaje luctuoso al fundador del partido, el general Plutarco Elías Calles, y al expropiador del petróleo, Lázaro Cárdenas – quienes murieron la misma fecha, con 25 años de diferencia – el actual presidente del PRI, Alejandro Moreno Cárdenas, advirtió que “absolutamente nadie debe caer en la tentación del autoritarismo” y demandó “que nadie se valga de mecanismos a modo para socavar la voluntad ciudadana y el imperio de la ley, para perpetuarse en el poder y para imponer agendas personales que no corresponden con nuestro tiempo ni corresponden con la voluntad del pueblo de México”.

          El dirigente del tricolor hizo un llamado a la militancia priista de toda la República y a todos los actores políticos nacionales, para que “hagamos valer juntos el régimen democrático de derecho y trabajemos para que la ciudadanía vuelva a confiar en los partidos, y les dé su mayor respaldo y su confianza a las instituciones”. En particular, exhortó a militantes y simpatizantes a construir el PRI del presente con la mirada puesta en el futuro.

          Moreno Cárdenas señaló que, así como Lázaro Cárdenas y Plutarco Elías Calles tuvieron la visión y la sensibilidad de construir las instituciones del México de hoy, los priistas “debemos honrar su trabajo llevando al partido a una nueva etapa, en la que impulse no sólo la modernización, sino además el cambio con rumbo para tener la certeza y la claridad de que el partido marcha por el camino de la responsabilidad, convocando siempre al diálogo y al respeto entre los mexicanos”.

Advertisement. Scroll to continue reading.

         Lo anterior, agregó, “para que juntos construyamos un país que le dé más y mejores oportunidades a todos los mexicanos”, así como para impulsar el mejor PRI de la historia, porque “la gente espera mucho de nosotros”.

          El presidente del PRI aprovechó la ocasión para expresar su reconocimiento a las Fuerzas Armadas, porque son el orgullo de México y cuentan con el Partido Revolucionario Institucional.

         “Lo he dicho siempre: en cada marino, en cada piloto y en cada soldado, hay un mexicano dispuesto a dar su vida por nuestro pueblo y por nuestro país. Desde aquí, nuestro reconocimiento a las Fuerzas Armadas: a la Marina, al Ejército y a la Fuerza Aérea”, dijo Moreno Cárdenas al advertir que “hoy, el respeto a la Constitución que por décadas privilegiamos, se ve vulnerado en medio de acciones que intentan extender de forma ilegal el periodo de un gobierno más allá para el que fue electo”.

         En paralelo, el dirigente del tricolor informó que su partido presentará, con toda contundencia, una acción de inconstitucionalidad ante la Suprema Corte de Justicia de la Nación en contra de la llamada “Ley Bonilla”, reforma constitucional por la cual el Congreso de Baja California pretende extender a cinco años el periodo del próximo gobierno en esa entidad,

          El presidente priista sostuvo que la llamada “Ley Bonilla” “atenta contra la esencia democrática de nuestras instituciones y contra la verdadera voluntad del pueblo”.

Advertisement. Scroll to continue reading.

         Previamente, el PAN y Movimiento Ciudadano (MC) presentaron Suprema Corte de Justicia de la Nación sendas acciones de inconstitucionalidad contra la ley Bonilla.

         Los dirigentes de esos partidos, Marko Cortés y Clemente Castañeda, respectivamente, explicaron que entre los argumentos presentados para que la Corte declare inconstitucional esa ley se encuentra el hecho de que fue aprobada cuando ya había sido electo un gobierno para dos años y tiene dedicatoria para una persona.

Advertisement

© 2020 Endirecto